3 Alimentos que ayudan a la recuperación del Accidente Cerebrovascular

3 Alimentos que ayudan a la recuperación del Accidente Cerebrovascular

Si está buscando mejorar su dieta al incluir más alimentos que ayudan a la recuperación del accidente cerebrovascular, entonces ha venido al lugar correcto.

Los siguientes 3 alimentos ayudan con la recuperación del accidente cerebrovascular porque promueven la proteína del factor neurotrófico derivado cerebral (BDNF).

El BDNF es un gran combustible para la recuperación del accidente cerebrovascular porque mejora la neurogénesis, la cual implica la creación de nuevas neuronas en el cerebro. Esto es diferente de la neuroplasticidad, que implica la reconexión y reorganización del cerebro.

La neurogénesis es importante durante la recuperación del accidente cerebrovascular porque su cerebro necesita regenerar nuevas células y vías para compensar el daño causado por un accidente cerebrovascular.

Los siguientes 3 productos pueden ayudar a aumentar el BDNF, lo que promoverá la neurogénesis y la recuperación después del accidente cerebrovascular.

1. Evite las grasas saturadas y el azúcar refinado

Está bien, entonces este primero no es un alimento que deberías comer; sino más bien, ¡son un grupo de alimentos que definitivamente deberías evitar!

Los estudios demuestran que las grasas saturadas y el azúcar reducen el BDNF, la neuroplasticidad y el aprendizaje. Eso es un triple negativo, por lo que nos gustaría repetirlo porque realmente no le conviene obviar esto:

Comer grasas saturadas y azúcar reduce el BDNF y ahoga la capacidad de su cerebro para desarrollar nuevas células cerebrales, reconectar sus células actuales y volver a aprender las habilidades que se deterioraron después del accidente cerebrovascular.

(Además, la grasa saturada y el azúcar promueven el aumento de peso, que es un factor de riesgo de accidente cerebrovascular, por lo que en realidad es un cuádruple negativo…)

Cómo eliminar las grasas saturadas y los azúcares refinados de su dieta:

La grasa saturada se encuentra típicamente en:

  • Productos lácteos (mantequilla, crema, margarina, manteca, leche y queso)
  • Carne como cortes grasosos de carne de res, puerco y cordero
  • Carnes procesadas como salami, salchichas y la piel de pollo
  • Aceite de palma y aceite de coco

Así que haz tu mejor esfuerzo para evitar comer estos alimentos.

El azúcar refinado se encuentra típicamente en cualquier comida empacada que tenga azúcar listada en los ingredientes. Cuidado: el azúcar refinado se puede enmascarar con estos nombres:

  • El azúcar invertido
  • Caña de Azucar
  • Jugo de caña evaporado
  • Jarabe de maíz
  • Jarabe de arroz integral

Incluso el azúcar orgánico sigue siendo azúcar refinada, por lo que es mejor evitar todas las fuentes.

2. Omega 3

Se ha demostrado que los ácidos grasos omega 3 ayudan a normalizar los niveles de BDNF y protegen contra la plasticidad reducida y el aprendizaje alterado después de una lesión cerebral traumática.

Esto es esencialmente lo opuesto a lo que la grasa saturada hace a nuestro cerebro, ¡y eso es una gran noticia! Esto significa que la regeneración de las células cerebrales aumenta mientras que los negativos potenciales disminuyen.

Dado que desea activar la mayor cantidad de neuroplasticidad posible durante la recuperación del accidente cerebrovascular, es una gran idea centrarse en obtener sus omega-3.

Cómo obtener más omega-3 en su dieta:

Algunas excelentes fuentes de omega 3 son:

  • Semillas de Chia
  • Salmón
  • Semillas de Lino
  • Semillas de Cáñamo
  • Yemas de Huevo

Siempre es mejor obtener sus vitaminas primero de los alimentos. Si tiene problemas para incorporar estos alimentos en su dieta, entonces puede considerar tomar suplementos de omega 3 siempre que su médico diga que está bien.

A veces los suplementos interfieren con la medicación, por lo que siempre es importante consultar primero con su médico.

3. Arándanos

Los arándanos son bien conocidos por sus cualidades para aumentar la memoria, pero ¿sabías también que los arándanos también ayudan a estimular la neurogénesis y la función cognitiva?

Este estudio mostró que “la administración de suplementos de arándanos mejora algunas de las habilidades cognitivas, posiblemente debido al impacto de los flavonoides en las vías de señalización celular (por ejemplo, las que afectan al BDNF)”.

En otras palabras, los flavonoides (antioxidantes) en los arándanos ayudan a estimular la función cerebral y la neurogénesis. ¡Punto a favor!

Cómo obtener más arándanos en su dieta:

Mientras que la suplementación en el estudio incluyó una ‘bebida de arándano rica en flavonoides’, personalmente recomendamos que los flavonoides se obtengan de arándanos reales.

Si bien puedes disfrutar arándanos frescos directamente de la fuente, hay muchas otras maneras de incorporarlos a tu dieta. Puede congelarlos y mezclarlos en batidos, o puede mezclarlos con la avena o las ensaladas de la mañana.

¡Sin importar cómo lo hagas, siéntete bien con tu decisión de alimentarte para una mejor recuperación!