Cómo utilizar las etapas de recuperación de ACVs de Brunnstrom y convertirse en experto

Cómo utilizar las etapas de recuperación de ACVs de Brunnstrom y convertirse en experto

El uso de las etapas de recuperación del accidente cerebrovascular de Brunnstrom es la mejor manera de estimar el tiempo de recuperación de su accidente cerebrovascular.

También le permitirá prever los obstáculos que enfrentará (y superará) en el camino hacia la recuperación.

Verá que se hace referencia con bastante frecuencia a la espasticidad, por lo que comenzaremos con una breve definición de ésta; después pasaremos a las etapas de Brunnstrom para la recuperación del accidente cerebrovascular.

Deshágase de los músculos rígidos contraídos luego del accidente cerebrovascular

La espasticidad implica músculos rígidos y apretados después del accidente cerebrovascular.

Específicamente, la espasticidad es cualquier forma de movimiento muscular alterado, como rigidez muscular, espasmos musculares y coordinación limitada.

La espasticidad es un efecto secundario común del accidente cerebrovascular, causado por la falta de comunicación entre el cerebro y los músculos. El mejor tratamiento para la espasticidad es reconectar el cerebro con ejercicios de rehabilitación.

Si bien también puede usar tratamientos como Botox para aliviar la espasticidad, es sólo una solución temporal. La única manera de vencer la espasticidad para siempre es con ejercicios de rehabilitación que ayudan a reconectar el cerebro.

Al comprender este concepto, ¡ya sabe mucho más que la persona promedio sobre la recuperación del accidente cerebrovascular!

Ahora pasemos a las etapas de recuperación de ACVs de Brunnstrom para que sea aún más experto.

Etapa 1: Flacidez

Falta de movimiento en los músculos afectados

La flacidez es una condición caracterizada por debilidad o parálisis de los músculos. Al comienzo de su recuperación motora, comenzará con un cierto grado de flacidez en los músculos afectados a causa del accidente cerebrovascular u otra lesión neurológica. En este punto, no es posible el movimiento activo de los músculos afectados.

Etapa 2: La espasticidad está presente

Se produce movimiento pasivo y espasticidad

Entonces, se filtra una pequeña cantidad de movimiento. Durante la segunda etapa de recuperación motora después del accidente cerebrovascular, se recupera una pequeña cantidad de movimiento, por lo general como movimiento pasivo o respuesta de estímulos (como la terapia TENS). Ningún movimiento voluntario está presente.

Etapa 3: Incremento de la Espasticidad

Se produce movimiento activo y espasticidad

Durante la siguiente etapa de la recuperación del accidente cerebrovascular, el movimiento continúa aumentando (mientras que la espasticidad llega a su punto máximo) y comienzan a surgir movimientos voluntarios difíciles. En este punto, ha estado realizando diligentemente sus ejercicios de rehabilitación y su cerebro está volviendo a aprender cómo comunicarse con sus músculos.

Etapa 4: Disminución de la Espasticidad

Emerge control motor significativo

Estamos en la mitad de las etapas y las cosas están empezando a parecer prometedoras. En la etapa 4, el control muscular aumenta y el movimiento comienza a ser más fácil. Aún se produce algún movimiento anormal, pero la espasticidad ha disminuido significativamente.

Etapa 5: La Espasticidad mengua

Se desarrolla movimiento complejo

En esta etapa, la espasticidad continúa disminuyendo y el control muscular aumenta. Puede comenzar a hacer movimientos complejos por su cuenta.

Etapa 6: Reaparición de la Coordinación

La espasticidad ya no está presente

La espasticidad desaparece por completo y la coordinación mejora rápidamente. Los movimientos coordinados complejos se restauran casi por completo y se puede ver una recuperación completa.

Etapa 7: Retorno de la Función Normal

Se restaura el control total del movimiento muscular

Esto es cuando hace su baile feliz. Ha estado realizando constantemente sus ejercicios de rehabilitación y ahora los patrones de movimiento complejos están completamente restaurados. Puede moverse nuevamente con sincronización, coordinación, fuerza y ​​resistencia normales.

Cómo llegar a la etapa 7

Ahora que ya conoce las etapas de recuperación de un accidente cerebrovascular de Brunnstrom, probablemente quiera saber cómo llegar a la etapa 7.

Afortunadamente, la respuesta es simple: práctica repetitiva de movimientos terapéuticos. Lo cual es sólo una manera elegante de decir hacer muchas repeticiones de buenos ejercicios de rehabilitación.

La repetición ayuda a activar la neuroplasticidad y reconecta el cerebro. Cuanto más ejercite sus músculos espásticos, más “sueltos” se volverán.

Eso se debe a que el cerebro mejora la conexión con los músculos, por lo tanto, sus músculos recibirán el mensaje para relajarse.

Cuanto más se ejercite, más rápido avanzará en las etapas de recuperación.