Ejercicios de Pierna para la Recuperación de un Accidente Cerebrovascular con imágenes

Ejercicios de Pierna para la Recuperación de un Accidente Cerebrovascular con imágenes

Si su manera de aprender cosas nuevas es visual, entonces le encantarán estos ejercicios de pierna para la recuperación de ACV’s con imágenes.

Nuestra terapeuta favorita Liliana, DPT (con Doctorado en Terapia Física, por sus siglas en inglés) es quien aparece en cada foto.

Organizamos los ejercicios de pierna de Liliana del más fácil al más difícil, con pequeñas modificaciones para hacer que cada ejercicio sea más difícil.

Comencemos con lo más fácil:

Ejercicio de pierna #1: Flexión de cadera con retención

 

Use sus manos para levantar su pierna afectada hacia su pecho y manténgala así por un segundo antes de volver a dejarla caer lentamente. Repita en la otra pierna.

Haga su mejor esfuerzo para mantener la espalda recta y el torso apretado o contraído.

Repita ambos lados 10 veces cada uno.

Cómo hacerlo más difícil:

No use sus manos.

Ejercicio de pierna #2: Extensión de rodilla

 

Desde una posición sentada, extienda su pierna izquierda frente a usted paralela al piso. Evite tensar su rodilla. Luego, lentamente apoye su pie sobre el piso.

Esto se sentirá como un movimiento de patada.

Luego, repita con su pierna derecha, alternando entre las piernas derecha e izquierda para un total de 20 repeticiones (10 en cada pierna).

Cómo hacerlo más difícil:

Pause por un segundo en la parte superior de cada extensión.

Ejercicio de pierna #3: Rotación externa/interna de cadera

Es posible que necesite una toalla (opcional) para este ejercicio.

Para este ejercicio, puede colocar una toalla debajo de su pie afectado para que le sea más fácil deslizarlo.

Desde una posición sentada, use sus manos para ayudar a su pierna afectada y deslice su pie hacia el centro de su cuerpo. Luego, empuje la pierna hacia afuera, usando sus manos para ayudar, si es necesario.

Repita 10 veces

Cómo hacerlo más difícil:

Quite la toalla y no use sus manos.

Ejercicio de pierna #4: Marcha sentada

Desde una posición sentada, levante la pierna afectada hacia su pecho y luego vuelva a colocarla en el suelo. Mantenga la espalda recta y mantenga un movimiento controlado. Luego repita con la otra pierna, alternando de ida y vuelta para un total de 10 repeticiones.

Cómo hacerlo más difícil:

Pause en la parte superior por un segundo o dos. Y, si tiene el control para hacerlo de manera segura, empuje ligeramente hacia abajo los muslos para agregar un poco de resistencia.

Ejercicio de piernas #5: Aducciones de cadera

Para este ejercicio, siéntese en una silla y levante ligeramente la pierna afectada del piso. Su pierna debe permanecer doblada a 90 grados, y su pie debe estar flotando sobre el piso.

Luego, pateé hacia afuera como si estuvieras pateando una pelota hacia un lado. Luego, pateé hacia adentro, hacia el centro de su cuerpo. Repita 10 veces

Cómo hacerlo más difícil:

Pause después de cada patada.

Mejore aún más rápido el movimiento de las piernas

Cuando se trata de rehabilitación de ACV, lograr una gran cantidad de repeticiones es importante. Generalmente, cuantas más repeticiones logre, más rápido verá resultados.

La repetición potencializa la recuperación porque activa la neuroplasticidad, el mecanismo que reconecta el cerebro después del accidente cerebrovascular. Mientras más practique, más fuertes se vuelven las nuevas conexiones en su cerebro.

Nuestra herramienta más reciente de rehabilitación, FitMi, fue diseñada para ayudarlo a lograr un alto número de repeticiones (estamos hablando de al menos 400 repeticiones por sesión) de movimientos terapéuticos de todo el cuerpo, incluidos los ejercicios de piernas.

Esta repetición intensa ha ayudado a muchos de nuestros pacientes a mejorar rápidamente su equilibrio y marcha (forma de caminar) en el plazo de un mes desde el comienzo de su uso.

Si esto le parece algo que puede interesarle, obtenga más información sobre FitMi aquí.