Cómo caminar nuevamente después de un Accidente Cerebrovascular en 5 pasos

Cómo caminar nuevamente después de un Accidente Cerebrovascular en 5 pasos

Aprender a caminar nuevamente después de un accidente cerebrovascular lo ayudará a recuperar su independencia.

Sin embargo, puede ser un proceso largo ya que caminar es una tarea compleja que involucra diferentes grupos de músculos y funciones cognitivas que trabajan juntas.

Para ayudarlo a recuperarse, este artículo lo guiará a través de todos los pasos que debe seguir para volver a caminar después de un accidente cerebrovascular.

Profundicemos:

1. Rehabilite sus pies y piernas

Los pies y los músculos de las piernas son la base para caminar. Para caminar, debe poner un pie delante del otro.

Sin embargo, muchos sobrevivientes de accidentes cerebrovasculares tienen dificultades para mover una de sus piernas, y algunos otros tienen una afección llamada caída de pie o pie caído, que implica dificultad con la dorsiflexión (levantar la parte delantera del pie).

Para recuperar la capacidad de usar estos músculos, debe realizar ejercicios de piernas y de caída de pies para entrenar su cerebro.

 

2. Trabaje en su equilibrio y su torso

El equilibrio también es crucial para caminar.

Además de los ejercicios de pies y piernas, es una buena idea practicar ejercicios de equilibrio también.

Esto podría implicar pararse sobre una pierna durante un par de minutos al día, o caminar apoyando desde el talón hasta la punta del pie.

¡Y no se olvide de su torso!

Tener un torso fuerte es esencial para mantener el equilibrio mientras camina. Así que agregue algunos ejercicios básicos a su programa de rehabilitación también.

3. Volver a vincular la mente con el músculo

Los ejercicios de rehabilitación serán el pan de cada día de su programa de rehabilitación ambulante.

Cuanto más practique el uso de sus músculos, más fuerza y ​​coordinación obtendrá.

La práctica ayuda a activar la neuroplasticidad, el mecanismo que usa su cerebro para reconectarse y aprender nuevas habilidades. Cuanto más repita sus ejercicios de rehabilitación, más fuertes se vuelven las nuevas conexiones en su cerebro.

Así que, durante su trabajo de fortalecer pies, piernas y torso, intente practicarlo con mucha repetición.

4. Asegúrese de que su visión y conciencia espacial sean buenas

La buena visión y la conciencia espacial también son importantes para caminar.

Necesita poder ver hacia dónde va y detectar cualquier bache u obstáculo en su camino.

Por lo que, si tiene problemas de visión después de un accidente cerebrovascular, entonces podría necesitar terapia de la vista para mejorar su visión antes de caminar con seguridad.

También debe conocer una afección conocida como negligencia unilateral, que puede causar que los pacientes con accidente cerebrovascular ignoren cuál es su lado afectado, ¡y que tampoco sepan que lo ignoran!

Esto puede ser peligroso cuando está caminando ya que puede toparse con cosas y lastimarse, ¡y no queremos eso!

Por lo general, su médico o terapeuta le informará si tiene una negligencia unilateral y un cuidador también podrá detectarlo.

5. Pruebe el entrenamiento en una tarea específica

Tal vez una manera de mejorar su caminata es con “entrenamiento para una tarea específica”, lo que prácticamente significa practicar caminado para mejorar al caminar.

Su cerebro mejora con lo que practica repetidamente, y, bueno, practicar su caminata es una excelente manera de mejorar al caminar.

Si usa un andador o un bastón, ese es un gran lugar para comenzar. Intente pasear por la sala de estar o por el vecindario con un cuidador. Extienda la duración de sus caminatas a medida que se hace más fuerte.

Si no tiene suficiente movimiento para caminar con un andador, está bien también. Simplemente practique sus ejercicios de rehabilitación de pie, pierna y torso con diligencia. Le ayudarán a reconstruir la fuerza suficiente para progresar a un andador o bastón.

De hecho, la mayoría de los terapeutas iniciarán a los pacientes con ejercicios de fortalecimiento para los pies, las piernas y el torso incluso antes de que comiencen con los ejercicios para caminar, ya que necesitan una base sólida para la práctica segura.

Fortalezca sus pies, piernas y torso con FitMi

Un excelente programa de terapia domiciliaria que ayuda a fortalecer todos los músculos involucrados en caminar es FitMi.

FitMi es nuestro dispositivo interactivo de terapia domiciliaria que le ayuda a lograr 12 veces más repeticiones en ejercicios de rehabilitación para cuerpo completo, que lo que lograría en la clínica. Esto le ayuda a ver resultados más rápidos que sólo trabajar con un terapeuta.

Una de nuestras clientes, Mary, dijo que FitMi ayudó a mejorar su equilibrio y su capacidad para caminar en sólo un mes después de usar el dispositivo. ¡También la ayudó a subir nuevamente escaleras sola por primera vez!

Resumen

Hay mucho trabajo por hacer cuando se trata de mejorar su forma de caminar después del accidente cerebrovascular.

En lo que se refiere a los músculos, tendrá que trabajar en volver a entrenar sus pies, piernas y torso para mejorar su equilibrio y coordinación.

También debe asegurarse de no tener problemas de visión o de atención que puedan hacer que caminar represente un peligro para usted.

Si está buscando un buen programa de terapia en el hogar que lo ayude a mejorar su forma de caminar después del accidente cerebrovascular, ¡entonces tal vez quiera probar FitMi!