Ejercicios activos vs ejercicios pasivos durante la rehabilitación

Ejercicios activos vs ejercicios pasivos durante la rehabilitación

Saber la diferencia entre ejercicios activos vs pasivos puede ayudarlo a comprender qué abarcará su proceso de rehabilitación. En este artículo, aprenderá cuáles son ejercicios activos y cuáles son pasivos, quién debe realizarlos y cómo pueden beneficiar a su programa de rehabilitación.

¿Qué son los ejercicios pasivos?

Los ejercicios pasivos también se conocen como ejercicios pasivos de rango de movimiento (ROM, por sus siglas en inglés); y su rango de movimiento incluye qué tanto puede mover sus articulaciones en diferentes direcciones. Estos ejercicios se consideran pasivos porque no representa ningún esfuerzo. Ya que, alguien más le ayuda a mover sus músculos y articulaciones a través de su rango completo de movimiento.

¿Quién puede beneficiarse de los ejercicios pasivos?

Los ejercicios pasivos de rango de movimiento son excelentes para los sobrevivientes de un accidente cerebrovascular que quedan con parálisis leve o severa, o paresia. Estos ejercicios pueden ayudar a prevenir la rigidez muscular y la espasticidad, un efecto secundario común posterior al accidente cerebrovascular que da como resultado una coordinación y movimiento muscular limitados. Junto con la prevención, los ejercicios pasivos “ROM” también se pueden usar para tratar la espasticidad.

Los sobrevivientes de un accidente cerebrovascular que no padecen paresia aún pueden beneficiarse de los ejercicios de rango de movimiento, pero es mejor que los realice usted mismo (sin ayuda) a través de ejercicios ROM activos.

¿Qué son los ejercicios activos?

Los ejercicios activos implican su esfuerzo físico ejercido en la actividad muscular. Los ejercicios activos pueden incluir un rango de movimiento activo, como el autoestiramiento, o ejercicios generales en los que hace que sus músculos se muevan, como ejercicios de piernas. Siempre que haga los movimientos usted mismo, es ejercicio activo.

Durante la recuperación del accidente cerebrovascular, los ejercicios de rehabilitación activa ayudan a fortalecer las vías neuronales en su cerebro que le permiten realizar el movimiento. Por lo tanto, cuanto más practique, mejor resultados obtendrá.

¿Quién puede beneficiarse de los ejercicios activos?

Los sobrevivientes de ACV que buscan recuperar el movimiento deteriorado después del accidente cerebrovascular pueden beneficiarse del ejercicio activo. De hecho, los ejercicios de rehabilitación son la única forma de recuperar el movimiento perdido después del accidente cerebrovascular porque usted necesita entrenar a su cerebro en como comunicarse con sus músculos.

Ahora que conoce la diferencia entre los ejercicios activos y pasivos, ¿cree que su régimen de rehabilitación está adaptado a sus capacidades? Si es así, entonces genial! De lo contrario, hable con su terapeuta para ver cómo puede ajustar su programa de ejercicios de rehabilitación.