Hemiplejía vs Hemiparesia después del accidente cerebrovascular

Hemiplejía vs Hemiparesia después del accidente cerebrovascular

La hemiplejía y la hemiparesia pueden sonar muy similares, pero tienen significados completamente diferentes. En este artículo, aprenderá la diferencia entre la hemiplejía y la hemiparesia después de un accidente cerebrovascular y cómo tratar estos dos efectos secundarios del accidente cerebrovascular.

Definición de Hemiplejía

Para hacerlo simple, dividiremos la palabra en partes y luego estableceremos qué significa la palabra.

“Hemi” significa “mitad” y “plejía” significa “parálisis o accidente cerebrovascular”.

Cuando se combina, hemiplejía significa que la mitad de su cuerpo está paralizada debido a un accidente cerebrovascular.

Definición de Hemiparesia

Aunque la “paresia” también suena a paralización, en realidad significa “debilidad o pérdida parcial de movimiento”.

Entonces, la hemiparesia ocurre cuando la mitad de su cuerpo está debilitado o ha sufrido una pérdida parcial de movimiento.

La hemiparesia es una forma menos grave de hemiplejía.

Tratamiento de hemiplejía vs hemiparesia después de un accidente cerebrovascular

Hay 3 formas de tratar la hemiplejía y la hemiparesia después de un accidente cerebrovascular.

Ejercicio

Si hay algo que debe recordar, recuerde esto: NO descuide las extremidades paralizadas. Si se descuidan las extremidades paralizadas o debilitadas, puede aumentar la rigidez muscular y eventualmente hacer que su cerebro se olvide de cómo usar esa extremidad en una condición conocida como no uso aprendido.

Al contrario, asegúrese de mover las extremidades afectadas a través de ejercicios pasivos o activos.

Los sobrevivientes de ACVs con hemiparesia pueden beneficiarse de los ejercicios activos de rango de movimiento que pueden ayudar a fortalecer los músculos debilitados. Los sobrevivientes con hemiplejía también pueden beneficiarse de los ejercicios de rehabilitación si tienen algunos movimientos pequeños que pueden fortalecerse también.

Ortesis ó Prótesis

En algunos casos, se necesita el uso de aparatos ortopédicos (u ortóticos o protésicos) para mantener la alineación adecuada de las articulaciones.

Por ejemplo, si su pie está debilitado y sufre de caída de pie, puede ser necesario el uso de un aparato ortopédico de apoyo (o una ortesis de tobillo y pie).

En otros casos, podría ser necesario el uso de un cabestrillo si los ligamentos en el hombro ya no pueden sostener el hueso del brazo superior en su sitio.

Compensación

Para los sobrevivientes de ACV con hemiplejía, pueden ser necesarias algunas técnicas compensatorias.

En casa, equipo de adaptación puede ayudarlo a ir de un lugar a otro de manera segura y confiable. En su armario, la ropa adaptable puede proporcionarle la conveniencia necesaria e incluso le permite vestirse desde una posición completamente sentada.

¿Cuál es el tratamiento adecuado para usted?

Todos estos tratamientos son muy diferentes, y es posible que se pregunte cuál debería elegir.

En primer lugar, las técnicas ortopédicas y de compensación pueden ser esenciales para usted en este momento por su propia seguridad. Si tiene una caída del pie o un movimiento dañado de la pierna, entonces tiene una mayor probabilidad de caer; y las técnicas ortopédicas y de compensación pueden ayudarlo a moverse con seguridad.

Pero hay una advertencia sobre esto. Si bien las técnicas de compensación lo ayudan a adaptarse a los efectos secundarios de su accidente cerebrovascular, su objetivo final debe ser superar esos efectos secundarios, no adaptarse a ellos.

Aquí es donde la neuroplasticidad y el ejercicio realmente le ayudan. Analicemos las mejores prácticas.

La mejor forma de Superar la Hemiplejía ó la Hemiparesia

Para sanar el cerebro después de un accidente cerebrovascular, debe activar la neuroplasticidad, el mecanismo que reconecta su cerebro.

Cuando se activa la neuroplasticidad, su cerebro forma nuevas conexiones neuronales alrededor del daño. Esto le permite volver a aprender habilidades y recuperar su independencia.

La neuroplasticidad se activa a través de la práctica repetitiva. Todo lo que repite una y otra vez es en lo que su cerebro se vuelve bueno.

Entonces, si sufre de caída de pie, la mejor manera de tratar la caída de su pie es a través del ejercicio.

Cada vez que repite un ejercicio de caída de pie, comienza a reconstruir las conexiones del cerebro que controlan el movimiento de su pie. Cuanto más se ejercite, mejores resultados obtendrá.

Tenga cuidado con la compensación

Es por eso que siempre debe tener cuidado con las técnicas de compensación.

Porque si desarrolla una dependencia de la ortesis de su pie, por ejemplo, entonces puede dejar de usar completamente su pie; y eventualmente su cerebro olvidará completamente cómo usar el pie. Esto crea dependencia de su ortesis o prótesis para moverse.

El ejercicio ayuda a promover su independencia mediante la restauración de la capacidad natural de movimiento de su cuerpo.

Esto NO quiere decir que las técnicas de compensación son malas y deben evitarse. Es posible que realmente las necesite en un principio para su seguridad y bienestar.

Por lo tanto, si usa técnicas de compensación, manténgase curioso acerca de ellas. Cuestiónelas a menudo. Constantemente pregúntese: “¿Todavía necesito esta técnica de compensación? ¿Puedo retarme ahora a mí mismo más allá de ese nivel?

De esta forma, nunca se quedará estancado en su recuperación. En cambio, seguirá esforzándose más y más en el camino hacia la recuperación.