Guía esencial para el tratamiento del accidente cerebrovascular

Guía esencial para el tratamiento del accidente cerebrovascular

Guía esencial para el tratamiento del accidente cerebrovascular

El tratamiento del accidente cerebrovascular se produce en dos fases críticas:

Primero, los médicos detienen el ACV con procedimientos avanzados. Luego, la rehabilitación del ACV comienza para tratar los efectos secundarios.

Hemos reunido los 12 principales tratamientos para ACV para ayudarlo a encontrar las mejores opciones para usted.

Incluso al final hay un tratamiento común para ACV que es mejor evitar .

Comencemos.

Cómo se trata un accidente cerebrovascular

El accidente cerebrovascular es una emergencia médica que se produce cuando el suministro de sangre al cerebro se ve comprometido por una arteria obstruida (accidente cerebrovascular isquémico) o una arteria reventada (accidente cerebrovascular hemorrágico).

Esto causa daño cerebral y algunas veces puede llevar a la muerte. Por tanto, el ACV requiere atención médica inmediata.

Cuanto más rápido se administre el tratamiento, más cerebro puede salvarse.

Cuando se trata de un accidente cerebrovascular, ¡el tiempo es cerebro!

Estos son los tipos de tratamiento para el accidente cerebrovascular utilizados durante la fase uno:

1. Cirugía (hemicraniectomía) para tratar el accidente cerebrovascular hemorrágico

Un accidente cerebrovascular hemorrágico se produce cuando una arteria en el cerebro estalla, causando que la sangre se filtre en el área que rodea al cerebro.

Si bien las opciones no quirúrgicas para el accidente cerebrovascular hemorrágico se pueden explorar, la cirugía suele ser la mejor manera de tratar el accidente cerebrovascular hemorrágico.

Un tipo común y riesgoso de cirugía que se usa para tratar el accidente cerebrovascular hemorrágico se llama hemicraniectomía, donde se extirpa parte del cráneo para aliviar la presión de la inflamación en el cerebro.

2. Medicamentos anticoagulantes para tratar el accidente cerebrovascular isquémico

Un accidente cerebrovascular isquémico ocurre cuando un coágulo de sangre obstruye una arteria en el cerebro.

La mejor manera de tratar un accidente cerebrovascular isquémico es con ATP o aspirina, dos medicamentos que destruyen los coágulos.

Sólo hay un corto período de tiempo en el que se puede administrar el ATP, pero es muy efectivo.

Cuando se produce un accidente cerebrovascular leve o un AIT (Accidente Isquémico Transitorio), a veces la aspirina puede ayudar ya que adelgaza la sangre.

Sin embargo, NO se auto diagnostique y no le dé aspirina a alguien cuando parece que está sufriendo un ACV, ya que potencialmente podría matarlo.

Usted no sabe si están teniendo un accidente cerebrovascular isquémico o hemorrágico, y tomar aspirina durante un accidente cerebrovascular hemorrágico podría ser fatal.

3. Cirugía (embolectomía mecánica) para tratar el accidente cerebrovascular isquémico

Cuando los medicamentos anticoagulantes no son opciones viables para el tratamiento del accidente cerebrovascular, los médicos considerarán la cirugía.

Una cirugía que se usa para tratar el accidente cerebrovascular isquémico se llama embolectomía mecánica, donde se usa un pequeño dispositivo mecánico para extraer el coágulo directamente de la arteria.

Tratamiento de ACV durante la rehabilitación clínica

Una vez que el accidente cerebrovascular haya sido tratado en el hospital, la rehabilitación comenzará lo antes posible.

¿Pero a dónde lo llevará el proceso de recuperación de un ACV?

Después del alta hospitalaria, irá a una clínica de rehabilitación o será enviado a casa.

Para aquellos que acuden a la clínica, estamos a punto de discutir las mejores opciones de tratamiento que le pueden ofrecer. Luego discutiremos el tratamiento en casa.

4. Terapia física y ocupacional.

Durante la rehabilitación en la clínica, usted participará en terapia física y ocupacional rigurosas.

La terapia física se enfoca en mejorar la movilidad en el cuerpo a través de ejercicios de rehabilitación de ACV.

La terapia ocupacional se enfoca en mejorar la capacidad del paciente para realizar actividades de la vida diaria, como alimentarse y vestirse.

Durante la rehabilitación del accidente cerebrovascular, se enfatiza la práctica masiva para promover la sanación en el cerebro.

5. Terapia del habla

El tratamiento del accidente cerebrovascular para las dificultades del lenguaje, como la afasia, implica la terapia del habla, a menudo con un patólogo del habla y lenguaje (PHL).

Un PHL lo ayudará a realizar varios ejercicios de terapia del habla para ayudarlo a entrenar nuevamente el cerebro y mejorar las habilidades del lenguaje.

Opciones de tratamientos alternativos para ACV

Para ayudar a mejorar aún más la recuperación del accidente cerebrovascular, puede probar tratamientos alternativos, como los que se enlistan a continuación.

No olvide consultar primero con su médico para asegurarse de que no se está poniendo en riesgo.

6. Acupuntura

La acupuntura es un gran tratamiento alternativo para el accidente cerebrovascular. Aunque, tiene un historial tambaleante.

Algunos estudios consideran que la acupuntura es un excelente tratamiento para la parálisis posterior al accidente cerebrovascular, mientras que otros estudios sugieren que es sólo el efecto placebo.

Estos estudios están respaldados por historias personales de sobrevivientes de accidente cerebrovascular que tuvieron ambos: resultados sobresalientes y ningún resultado en absoluto.

Así que la acupuntura puede ser un tratamiento de éxito o falla.

Si está interesado en formas alternativas naturales para recuperarse de un accidente cerebrovascular, la acupuntura podría ser una buena opción para usted, siempre que su médico lo autorice.

7. Terapia de oxígeno

La terapia de oxígeno es una forma de tratar el accidente cerebrovascular que consiste en acostarse en una cámara de oxígeno mientras se inhala oxígeno puro durante 60-90 minutos.

Esto aumenta la cantidad de oxígeno en el cerebro, lo que ayuda a promover la curación.

La idea detrás de la terapia de oxígeno es esta:

Cuando su cerebro está ocupado reconectándose después de un accidente cerebrovascular, requiere aún más oxígeno, más del 20% que ya consume su cuerpo.

La terapia de oxígeno ayuda a suministrar oxígeno adicional a su cerebro, que se cree estimula la neuroplasticidad.

Como este tratamiento de accidente cerebrovascular es nuevo, la mayoría de los seguros no lo cubren, por lo que es posible que desee considerar otras opciones menos costosas.

8. Estimulación magnética del cerebro

La estimulación cerebral magnética es un tratamiento de vanguardia en el que un neurólogo agita un dispositivo magnético sobre su cabeza.

La idea es hacer que ambos hemisferios del cerebro trabajen juntos, lo que se teoriza para facilitar la recuperación después de un accidente cerebrovascular.

Este es un tratamiento muy nuevo que todavía se está investigando a profundidad, pero vale la pena analizarlo si está desesperado por encontrar una manera de mejorar los resultados después del accidente cerebrovascular.

9. Terapia con células madre

La terapia con células madre para el accidente cerebrovascular implica inyectar células madre en el cuerpo, donde viajan buscando células dañadas que restaurar.

Los tratamientos más efectivos incluyen inyectar las células madre directamente en el cerebro, pero esto obviamente conlleva riesgos mucho mayores.

Además, debido a que este tratamiento es muy nuevo, la mayoría de los seguros no lo cubren, y hemos escuchado que es caro (unos pocos miles de dólares).

10. Inyecciones de etanercept

Estamos en conflicto con este tratamiento para ACV, pero no estaríamos haciendo nuestra debida diligencia sin incluirlo.

Uno de los tratamientos más recientes para el accidente cerebrovascular es un medicamento inyectable llamado etanercept, que normalmente se usa para tratar la artritis.

Sin embargo, cuando este medicamento se usó en pacientes con accidente cerebrovascular, mejoró la movilidad en el 85% de los sujetos.

Etanercept no está aprobado por la FDA para pacientes con accidente cerebrovascular, por lo que el seguro no cubrirá este costoso tratamiento para ACV.

¡Pero no pierda la esperanza! Hay muchas otras formas de recuperarse de un ACV en casa:

Opciones de tratamiento para ACV en el hogar

Una vez que lo den de alta de la clínica, puede continuar con terapia ambulatoria, que es menos agresiva.

Por lo tanto, si desea seguir mejorando, necesita un régimen sólido de terapia domiciliaria que lo acompañe.

Estas son nuestras mejores recomendaciones para el tratamiento de accidente cerebrovascular en casa:

11. Programas de ejercicios para ACV en el hogar

Todos los pacientes deben participar en terapia física para la recuperación de accidente cerebrovascular en el hogar.

¡La forma más sencilla de lograrlo es haciendo ejercicios de recuperación de ACV! Lo ideal es hacerlos todos los días.

En el mejor de los casos, debe hacerlos dos veces al día, asegurándose de descansar o tomarse días libres cuando sea necesario.

12. Terapia de espejo

La terapia de espejo es otro excelente tratamiento para accidente cerebrovascular que puede probar en casa, especialmente si tiene parálisis en la mano.

Este tratamiento utiliza un espejo de mesa para “engañar” a su cerebro y hacer que crea que está moviendo su mano afectada mientras realiza ejercicios de ACV con su mano no afectada.

Sorprendentemente, esto ayuda a que su cerebro se reconecte e introduzca movimiento en manos paralizadas.

El peor tratamiento para un accidente cerebrovascular (mejor evitar)

La peor manera de tratar el accidente cerebrovascular es con técnicas de compensación.

Las técnicas de compensación son atajos que le ahorran tiempo, como usar su mano no afectada para hacer todo.

Si bien esto le ayuda a hacer las cosas más rápido, puede dificultar la rehabilitación si se siente demasiado cómodo con ellas.

Para entender por qué, veamos la diferencia entre compensación y recuperación:

La compensación implica “realizar un movimiento antiguo de una manera nueva”.

La recuperación, por otro lado, implica “restaurar la capacidad de realizar un movimiento de la misma manera que se realizaba antes de la lesión”.

Por ejemplo, si una persona diestra pierde movilidad en su mano derecha, entonces una técnica de compensación implicaría comer con la mano izquierda.

La recuperación, por otro lado, implicaría trabajar muy duro para comer con la mano derecha como antes del accidente cerebrovascular.

Trabajando arduamente para superar las técnicas de compensación, maximiza su potencial para alcanzar una recuperación completa del accidente cerebrovascular.

En resumen: el mejor tratamiento para ACV

¡Y ahí lo tiene!

Cuando busque tratamiento para accidente cerebrovascular, asegúrese de explorar todas sus opciones.

También asegúrese de centrarse en la práctica masiva, porque con la repetición es como el cerebro se cura después de un accidente cerebrovascular.

Trabaje duro, sea paciente, y logrará una mayor recuperación del accidente cerebrovascular.