No hay productos en el carrito.

Accidente cerebrovascular en el lóbulo occipital: qué afecta y cómo recuperarse

Ilustración de accidente cerebrovascular del lóbulo occipital en relación con el resto del cerebro

Un accidente cerebrovascular en el lóbulo occipital a menudo resulta en problemas de visión, ya que esta área del cerebro procesa la información visual desde los ojos.

Aparte de los déficits visuales, los accidentes cerebrovasculares de lóbulo occipital también provocan síntomas de accidente cerebrovascular únicos que debe aprender a reconocer para ayudar a salvar una vida.

Aquí encontrará todo lo que debe saber sobre el accidente cerebrovascular de lóbulo occipital, también conocido como infarto del lóbulo occipital. Utilice los enlaces a continuación para ir directamente a cualquier sección:

Causas del accidente cerebrovascular en el lóbulo occipital

Un accidente cerebrovascular ocurre cuando el suministro de sangre en el cerebro se bloquea por una arteria obstruida o reventada.

Cuando un coágulo de sangre obstruye una arteria en el cerebro, se conoce como accidente cerebrovascular isquémico, que representa el 87% de todos los accidentes cerebrovasculares. Una arteria reventada o rota, por otro lado, se conoce como accidente cerebrovascular hemorrágico.

Ilustración del cerebro con accidente cerebrovascular isquémico y hemorrágico del lóbulo occipital

Cuando parte del cerebro se ve privada de sangre rica en oxígeno debido a un accidente cerebrovascular, las células cerebrales comienzan a morir. Esto puede crear complicaciones graves, lo que convierte al accidente cerebrovascular en una emergencia médica que requiere un tratamiento inmediato y rápido.

Tratamiento para el accidente cerebrovascular del lóbulo occipital

Una vez que los pacientes con accidente cerebrovascular del lóbulo occipital llegan al hospital para recibir tratamiento, los médicos pueden usar una variedad de fármacos anticoagulantes, como tPA o aspirina, para restaurar el flujo sanguíneo en el cerebro después de un accidente cerebrovascular isquémico.

Los accidentes cerebrovasculares hemorrágicos a menudo requieren un tratamiento más invasivo como una cirugía (craneotomía) para detener el sangrado y aliviar la presión dentro del cráneo.

Antes de llegar a los efectos secundarios y la rehabilitación del accidente cerebrovascular del lóbulo occipital, es importante saber cómo varían los síntomas de los de otros accidentes cerebrovasculares.

Síntomas del accidente cerebrovascular del lóbulo occipital

Por lo general, un accidente cerebrovascular se pueden identificar mediante síntomas, tales como:

  • Caída facial, cuando un lado de la cara se hunde
  • Debilidad del brazo, cuando un brazo no se puede levantar tan alto como el otro
  • Habla arrastrando la lengua, cuando la persona no puede hablar como de costumbre.

¡Cuando estos síntomas con detectados el tiempo es esencial para el tratamiento!

Otros síntomas menos comunes de un accidente cerebrovascular del lóbulo occipital pueden incluir hormigueo, entumecimiento, aturdimiento, dolor de cabeza intenso o migraña y vértigo.

Un accidente cerebrovascular en el lóbulo occipital puede presentar síntomas únicos en relación con la visión, como visión borrosa, alucinaciones o incluso ceguera.

Si alguna vez presenta estos síntomas, llame al 9-1-1 de inmediato para recibir tratamiento de emergencia. ¡El tiempo es cerebro y una acción rápida puede ayudar a salvar una vida!

Una vez que se ha identificado y tratado un accidente cerebrovascular, los pacientes deben trabajar para superar los efectos secundarios que pueden ocurrir.

Efectos secundarios del accidente cerebrovascular del lóbulo occipital

tabla de ejercicios para los ojos que ayuda a los problemas de visión después de un accidente cerebrovascular del lóbulo occipital

El principal déficit que se produce después de un accidente cerebrovascular en el lóbulo occipital implica problemas de visión.

Hay muchas formas en que la visión puede verse afectada después de un accidente cerebrovascular en el lóbulo occipital.

Estos son los diferentes tipos de problemas de visión después de un accidente cerebrovascular del lóbulo occipital:

  • Hemianopsia homónima. El lóbulo occipital se extiende por ambos hemisferios del cerebro. Cuando el accidente cerebrovascular afecta el lóbulo occipital en un lado, puede causar ceguera en el lado opuesto del campo visual. Por ejemplo, un ACV en el lóbulo occipital derecho puede provocar ceguera en el lado izquierdo del campo visual.
  • Ceguera cortical. Cuando se pierde toda la visión después de un ACV en el lóbulo occipital, se denomina ceguera cortical. Esto se diferencia de la ceguera “normal” porque los ojos no se ven afectados, pero las capacidades de procesamiento visual del cerebro se han visto gravemente comprometidas.
  • Pérdida de visión central. A veces, un ACV puede afectar la capacidad de una persona para ver directamente frente a ella. Si bien puede ver en su periferia, no puede ver lo que hay al centro de visión. Esto se conoce como pérdida de la visión central.
  • Alucinaciones visuales. En casos raros, un ACV del lóbulo occipital puede resultar en alucinaciones vívidas donde los pacientes ven varias imágenes como luces, chispas, molinetes de colores, etc.
  • Prosopagnosia. Esto se refiere a la “ceguera facial” en la que el paciente no puede reconocer caras. Esto puede ocurrir cuando la parte del lóbulo occipital que procesa las caras ha sido impactada por el ACV. (Esto también es común en los accidentes cerebrovasculares en el hemisferio derecho).
  • Agnosia visual. Esto ocurre cuando el paciente no puede identificar objetos familiares y / o personas a simple vista.
  • Alexia sin Agraphia. Alexia se refiere a la incapacidad para leer o comprender la palabra escrita. Agraphia se refiere a la incapacidad de comunicarse por escrito. Por lo tanto, un accidente cerebrovascular en el lóbulo occipital puede afectar la capacidad de un paciente para leer o comprender una palabra al mirarla; es un problema visual, no un problema de lenguaje.

Aparte de la visión, algunos pacientes con accidente cerebrovascular del lóbulo occipital también pueden experimentar problemas sensoriales como entumecimiento u hormigueo.

Sin embargo, cuando el accidente cerebrovascular solo afecta el lóbulo occipital, estudios han informado que los pacientes a menudo no tienen “ningún déficit neurológico significativo aparte de la pérdida del campo visual”.

Si el accidente cerebrovascular afectó más que solo el lóbulo occipital, también pueden ocurrir otros efectos secundarios del accidente cerebrovascular.

Rehabilitación para accidente cerebrovascular del lóbulo occipital

Ilustración de cerebro reconectándose después de un accidente cerebrovascular en el lóbulo occipital

Dado que la mayoría de los efectos secundarios del accidente cerebrovascular del lóbulo occipital implican problemas de visión, la rehabilitación girará en torno a restaurar la vista y encontrar estrategias compensatorias para compensar las pérdidas visuales.

Hable con su médico, quien puede canalizarlo con un neurooftalmólogo o neuro-optometrista. Es importante consultar a especialistas que comprendan el impacto neurológico del accidente cerebrovascular en el procesamiento visual. Es posible que un optometrista habitual no pueda ayudarlo.

Después de ver a un especialista, algunos planes de tratamiento pueden incluir terapia de restauración de la visión. Estas terapias aprovechan la neuroplasticidad después del accidente cerebrovascular, lo que implica la capacidad del cerebro para curarse a sí mismo y formar nuevas redes neuronales.

Algunos terapeutas ocupacionales también reciben capacitación especializada para ayudar a las personas con deficiencias visuales. Elloa también pueden educarlo sobre estrategias de seguridad para personas con baja visión, como colocar cinta adhesiva de colores brillantes en el borde de las escaleras.

Organizaciones como Plasticity Brain Centers se especializan en programas que pueden ayudarlo a reconstruir la conexión entre el ojo y el cerebro. Algunas modalidades utilizadas incluyen el entrenamiento del movimiento ocular (ejercicios oculares), ejercicios de coordinación ojo-mano o terapia de luz.

La visión es importante para realizar las actividades de la vida diaria, por lo que es importante tener cuidado y trabajar con especialistas capacitados cuando su visión se ha visto afectada por un accidente cerebrovascular.

Panorama del accidente cerebrovascular del lóbulo occipital

Se alienta la participación en la rehabilitación para aprovechar la capacidad del cerebro para curarse a sí mismo, especialmente durante los primeros 3 meses posteriores al accidente cerebrovascular.

Algunos pacientes pueden experimentar una recuperación espontánea donde su visión regresa naturalmente. Según Healthline, esto puede llevar alrededor de 6 meses, pero varía de persona a persona porque cada accidente cerebrovascular es diferente.

En general, hay esperanzas de recuperación del accidente cerebrovascular del lóbulo occipital. Al trabajar en estrecha colaboración con su equipo médico, puede elaborar un plan de rehabilitación que lo ayudará a conducir su nueva vida después del accidente cerebrovascular.

Mucha suerte en el camino hacia la recuperación.

Continúe: descargue nuestro libro electrónico sobre ejercicios de recuperación de accidentes cerebrovasculares de forma gratuita

¡Obtenga 15 páginas de ejercicios de accidente cerebrovascular gratis registrándose a continuación!

Artículos más populares:

Herramienta de recuperación: